miércoles, noviembre 05, 2008

Soutzoukakia - Albóndigas orientales con salsa de tomate


Estas albóndigas alargadas son típicas turcas, bueno al menos que yo sepa son típicas de la cocina de los griegos que vivían en Istambul. De todas formas en lo del origen de los platos no me meto, que luego hay malentendidos...No sé si mi receta (que viene de familia) es muy fiel a la auténtica, pero tiene un claro toque oriental. Las especias son de mi propia mezcla: En mi familia no se les ocurriría ponerle canela a la carne.
Normalmente las albóndigas se tienen que freír (incluso en mantequilla según algunos) antes de cocinarlas con la salsa, pero prefiero no freír para los platos de todos los días. Una carne de buena calidad hará la diferencia entre un plato bueno y uno delicioso, como siempre…

Para 4 raciones

500gr de carne picada de ternera (en la receta original se usa también cordero)
2 lonchas grandes de pan de pueblo que haya quedado algo seco
Un chorro de vino tinto
2 dientes de ajo prensados
Sal
Pimienta molida
Una buena pizca de canela en polvo
Una cucharadita rasa de comino en polvo
Una cucharadita rasa de pimienta de Jamaica
molida
Aceite de oliva para cocinar

Para la salsa:
Tomate natural triturado (unos 250 gramos)
1 cucharada sopera de azúcar
Sal
Aceite de oliva

Para acompañar:

Arroz blanco hervido y aromatizado con anís estrellado o curcuma (suelo utilizar basmati en este caso o cualquier arroz oriental de grano largo).

Mojar el pan en el vino una media hora aproximadamente, o incluso menos. Estrujar el pan con las manos para que escurra el vino. Mezclar el resto de ingredientes con las manos y dejar reposar en la nevera una hora aproximadamente. Mientras tanto, preparar la salsa: Hervir el tomate con el azúcar, la sal y un pequeño chorrito de aceite hasta que tenga cierta consistencia (tampoco tiene que llegar a ser como una passata). No añado nada más para dejar que destaque el sabor de la carne.

Formar albóndigas alargadas con la carne; no estrujarlas mucho para que no tengan una textura compacta…Untarlas con aceite y colocarlas en una fuente para el horno o freírlas en aceite caliente. Cuando estén prácticamente listas (unos 45 minutos en unos 200 grados) añadir la salsa y volver a colocar en el horno un cuarto de hora más o menos para que ligue la salsa con la carne.


Una vez que tenía prisa también las preparé a la parrilla antes de pasarlas al horno y salieron muy ricas.

Para preparar el arroz, lavarlo primero bien bajo el chorro del agua fría mientras se calienta el agua (son dos medidas de agua por una de arroz). Añadirlo al agua hervida con sal y un anís estrellado o una cucharadita de curcuma
.
Tapar la olla y bajar el fuego al mínimo. Hervir 10 minutos. Mezclar con un tenedor y añadir un chorro de aceite de oliva.

A…siempre hago soutzoukakia de más porque las que sobran las congelo crudas. Las hago luego a la plancha y las utilizo de relleno para una pita junto con yogur preparado
o yogur escurrido en casa y tomate fresco. Miammm…

Etiquetas: ,

11 Comments:

Blogger cannella said...

Qué curioso que a la mezcla de especias no le pongáis canela...
¿Qué tal crece tu pequeño bonbon? Un beso grande

10:19  
Blogger Heleni said...

Hola Cannella. Pues es que lo de la canela y otras especias lo llevan muy mal algunos de mi familia; quizás por puritanismo culinario...
El bombón muy bien, le gusta mucho comer y en general la vida buena, me parece a mí.
Un beso muy grande para ti también

12:16  
Blogger coby said...

mmmm, when we were there a couple of weeks ago, you just cooked pasta, smoke-dried steaks and potatoes.

Shame on you...

07:26  
Blogger Heleni said...

Coby: you will never forget the floor-flavoured wedged potatoes...
H

11:50  
Blogger coby said...

yes, you should post the recipe for this :-)

16:34  
Anonymous Anónimo said...

Hola Heleni,

Me encantan las soutzukakia!!! Probaré tu receta, porque verdaderamente esas albóndigas tiene una pintorra increíble.

Filia,

Eva

19:49  
Blogger Heleni said...

¡Gracias Eva! Si tienes alguna duda al prepararlas, me avisas.

Un beso

11:54  
Blogger Marcela said...

Estas las hago mañana, lo más fiel que pueda. Mamá le solía poner clavo de olor, muy poquito, a las albóndigas. Yo les pongo ralladura de naranja.
El pan remojado en vino me suena maravilloso. Y justo tengo un trozo de pan casero (olvidado en una bolsa, si no me lo comía) que necesita del remojo. :D
Un beso,
Marcela

20:59  
Blogger Marcela said...

Éxito rotundo! Aunque no me salieron tan prolijas como a vos. Las hice hoy, y en lugar de ponerlas en el horno (hace mucho calor para encenderlo), las doré en aceite en la sartén y luego las terminé de cocinar con la salsa.
Me encantó como se mezclaron el sabor del vino (malbec argentino, claro :D) con la canela. Y como no puedo seguir todo exactamente al pie de la letra, agregué a las especias un poco de mostaza y ají picante. :O (En realidad fue culpa de mi novio, que me dió pie cuando le comenté lo que iba a preparar para el almuerzo.)

Un beso grande y gracias,
Marcela

19:02  
Blogger Heleni said...

¡Me alegro mucho Marcela! En realidad tus albóndigas son más auténticas que las mías; hay mucha gente que añade "una idea" (como se diría en griego) de clavo de olor. Además, se tienen que freír, no hacer al horno. Yo las preparo así para ahorrar en calorías. La mostaza y el ají también me suenan genial, lo probaré la próxima vez. Yo tampoco puedo repetir receta o no añadir lo que apetece en el momento...te entiendo perefectamente...Tomo nota de la ralladura de naranja, la combinación es una de mis preferidas, pero sólo la añadía al pollo. Un beso enorme

13:08  
Blogger Marcela said...

Había dejado dos porciones de estas albóndigas congeladas. Y las consumimos anteayer. Estaban más ricas de lo que recordaba. Hay que repetir!
Espero que ustedes estén muy bien.
Beso y abrazo,
Marcela

20:09  

Publicar un comentario

<< Home