jueves, febrero 28, 2008

La sal de la vida - Το αλάτι της ζωής

Correspondiendo a la invitación de errata culinaria y agradeciéndola por haberse acordado de mí, copio aquí un poema de Pablo Neruda, gran amante de todo lo bello de la vida. También copio la receta (y su foto correspondiente) tal como me la mandó una amiga chilena.

Oda al Caldillo de Congrio
(de Odas elementales)


En el mar
tormentoso
de Chile
vive el rosado congrio,
gigante anguila
de nevada carne.
Y en las ollas
chilenas,
en la costa,
nació el caldillo
grávido y suculento,
provechoso.

Lleven a la cocina
el congrio desollado,
su piel manchada cede
como un guante
y al descubierto queda
entonces
el racimo del mar,
el congrio tierno
reluce
ya desnudo,
preparado
para nuestro apetito.

Ahora
recoges
ajos,
acaricia primero
ese marfil
precioso,
huele
su fragancia iracunda,
entonces
deja el ajo picado
caer con la cebolla
y el tomate
hasta que la cebolla
tenga color de oro.

Mientras tanto
se cuecen
con el vapor
los regios
camarones marinos
y cuando ya llegaron
a su punto,
cuando cuajó el sabor
en una salsa
formada por el jugo
del océano
y por el agua clara
que desprendió la luz de la cebolla,
entonces
que entre el congrio
y se sumerja en gloria,
que en la olla
se aceite,
se contraiga y se impregne.

Ya sólo es necesario
dejar en el manjar
caer la crema
como una rosa espesa,
y al fuego
lentamente
entregar el tesoro
hasta que en el caldillo
se calienten
las esencias de Chile,
y a la mesa
lleguen recién casados
los sabores
del mar y de la tierra
para que en ese plato
tú conozcas el cielo.



Caldillo de Congrio al Estilo Pablo Neruda

INGREDIENTES (Para 6 personas)
2 Kg. de congrio entero
4 papas peladas y cortadas en rodajas gruesas
1 cebolla en corte pluma
2 dientes de ajo picados
1 tarro de tomates
1 atado de verduras surtidas (perejil, apio, laurel)
1/2 litro de fondo de pescado
3 cucharadas de aceite
3 cucharadas de crema líquida
Cilantro fresco picado
Sal y pimienta

PREPARACIÓN
En una olla, calentar el aceite y freír la cebolla con los ajos. Luego, agregar el tomate picado, sin semilla, y con todo el jugo que traiga el tarro. Dejar cocinar durante 4 a 5 minutos aproximadamente.Agregar las papas, las ramitas de verduras surtidas, el fondo de pescado, la sal y la pimienta. Cocinar hasta que las papas estén casi listas. Por último, echar el pescado ya trozado y vigilar que no se recueza. Corregir la sazón.
Para servir, colocar las presas, las papas y la cebolla en platos hondos y encima el caldo. Rociar con crema líquida y espolvorear con cilantro.

FONDO DE PESCADO: En una olla con agua fría echar los esqueletos y las cabezas de congrio o pescado, sin agallas y sin los ojos. Hervir a fuego lento durante unos 20 minutos.


No me atrevería a traducir así como así un poema de Neruda en griego, así que los que no lo puedan leer, es mejor que busquen si hay alguna traducción en griego de las odas elementales. He encontrado en la red una traducción al inglés, pero no la incluyo porque puedo estar segura que estará bien hecha (bueno, la verdad – verdad es que no me imagino un congrio en mares del norte…parece que pierde todo su sabor…)

Δε θα τολμούσα να μεταφράσω έτσι στα γρήγορα ένα ποίημα του Νερούδα στα ελληνικά. Αυτοί λοιπόν που δε μπορούν να το διαβάσουν στο πρωτότυπο καλύτερα να ψάξουν αν υπάρχει στα ελληνικά μετάφραση της συλλογής Στοιχειώδεις ωδές (τις περισσότερες μεταφράσεις του Νερούδα στα ελληνικά τις έχει κάνει η Δανάη Στρατηγοπούλου, απ’ ότι ξέρω.). Βρήκα στο διαδίκτυο μία μετάφραση στα αγγλικά, αλλά δεν την αντιγράφω εδώ γιατί δε μπορώ να κρίνω κατά πόσο είναι καλή (για να είμαι ειλικρινής ;) δε μπορώ να φανταστώ ένα μουγγρί (conger conger) στις θάλασσες του βορρά...θα ήταν τελείως άνοστο, νομίζω...)


Invito a participar seleccionando una poesía a:
Καλώ επίσης να συμμετάσχουν επιλέγοντας ένα ποίημα τους:

La zuccheriera

La Majuluta

Shine on you crazy diamond

miércoles, febrero 27, 2008

Aceitunas con relleno casero aromatizadas con naranja


Estas son unas aceitunas preparadas “en casa.” La receta es de José Andrés. La combinación de las aceitunas con naranja es también típica en la zona de Kalamata, de donde son las famosas aceitunas D.O. con el mismo nombre.
Sería mejor elegir unas aceitunas grandes para que haya abundante relleno. A mí me costó bastante encontrar “el truco” para quitarles el hueso, más que nada porque leí la receta muy rápido y no me fijé en las instrucciones del cocinero para aplastarlas con el lado plano del cuchillo. Las primeras me quedaron fatal y con ellas preparé una especie de ensalada con trocitos de todos los ingredientes. Las que salieron bien las corté por casi toda la periferia (sin llegar a separarlas en dos trozos) con un cuchillo e iba apartando el hueso poquito a poco deslizando el cuchillo entre la carne y el hueso.
José Andrés propone evitar las aceitunas ya deshuesadas porque son de peor calidad y estoy de acuerdo (¿cómo no voy a estarlo?)


Necesitáis:

12 aceitunas muy grandes
6 filetes de anchoa cortados lo largo por la mitad
3 pimientos rojos asados (prefiero los tradicionales a los del piquillo) cortados en tiras
1 diente de ajo grande, sin pelar
2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
La ralladura de 1 naranja pequeña
1 cucharada y media de vinagre de jerez

Y tenéis que:

Quitar el hueso de las aceitunas (ver arriba la técnica) e introducir en cada una medio filete de anchoa y una tira de pimiento. Es mejor que sobresalgan porque así es más apetitoso.
Mezclar en un bol el aceite, el ajo aplastado con el lado plano del cuchillo, la ralladura de naranja y el vinagre. Dejar las aceitunas macerar (yo las dejé más de 24 horas, pero se pueden dejar menos) y servirlas.