jueves, octubre 18, 2007

La vie en rose...Mignardises de almendras



Preparamos estos dulces para una boda...400 piezas...
Son muy sencillos de preparar y muy aromáticos. Se sirven al final de una cena o comida como mignardises aunque la verdad es que llenan bastante y yo los preferiría para acompañar el café.
Para unas 25 piezas (o más si se hacen más pequeños) hacen falta:



  • Medio kilo de almendras crudas, sin la piel y molidas no muy finas; la cuestión es que el dulce se saboree con los dientes también y que cruja algo en la boca. Si las almendras se molieran demasiado el resultado sería como el mazapán y no es éste el caso.

  • Una taza de azúcar de la cual ¼ sería azúcar normal y el resto azúcar glas.

  • Una cucharada de agua de azahar o de licor amaretto.

  • Unas cucharadas de agua, justo para que se pueda manejar la mezcla y darle forma; hay que ir echándola poco a poco.

  • Abundante azúcar glas para espolvorear

Se mezclan las almendras con el azúcar, se añade el agua de azahar o el licor y luego el agua poquito a poco. Se deja apartada la mezcla un par de horas para que se junten bien los ingredientes y luego se le da la forma deseada; se suelen formar bolitas y se decoran con un clavo de olor; en esta ocasión y dadas las circunstancias...románticas...formamos corazones con un cortapastas y decoramos con pequeñas rosa comestibles.


Por cierto; si se les decide dar una forma redondeada, se puede colocar dentro como tropezón o "sorpresita" media nuez o algún trozo de fruta confitada.