sábado, febrero 17, 2007

Tierna como el pan


Es de un anuncio de pan publicado en Francia y que además ha sido premiado. No sé más, pero me ha encantado.

miércoles, febrero 14, 2007

A, l' amour...

"Le verbe aimer est difficile à conjuguer : son passé n'est pas simple, son présent n'est qu'indicatif, et son futur est toujours conditionnel": Jean Cocteau

"El verbo amar es difícil de conjugar: su pasado no es simple, su presente no es más que indicativo, y su futuro siempre condicional": Jean Cocteau

Ganas de dulce...



No necesitan introducción: Son unos bollos dulces, muy aromáticos y riquísimos. Para aromatizarlos se utilizan dos especias muy populares en Grecia: el mahlep (que proviene de los huesos de un tipo de cerezas) y la mastiha (resina de un árbol que sólo crece en la isla de Chios.) Están más ricos el segundo o tercer día que es cuando ya desprenden todo su aroma. El glaseado está hecho con dulce de vainilla calentado en baño maría, pero como seguramente es muy difícil encontrar este dulce, se puede utilizar chocolate blanco o un glaseado típico de azúcar glass con un poquito de limón. Las guindas son opcionales...
La cantidad propuesta es para "un ejército": salen unos 7-8 bollos grandes, pero siempre se puede reducir.





Bollos dulces (Tsurekia - típicos de Semana Santa)

Un bote de leche “Ideal” de 410 gramos

2 botes (de los de la leche) de agua

1 kilo de azúcar

1 + 1 cucharadita de mahlep y de mastiha (se pueden encontrar en tiendas árabes)

4 - 5 cucharadas extra de azúcar

150 gramos de levadura fresca de la panadería

3 kilos de harina de trigo

Medio kilo de mantequilla blanda (dejarla fuera de la nevera un par de horas)

10 huevos

2 ó 3 yemas de huevos extra

Un poquito de leche Ideal extra


Calentamos en una olla la leche, el agua, el kilo del azúcar y las especias bien machacadas en un mortero (o en una batidora especial) con las 4-5 cucharadas extra del azúcar. No dejemos que la mezcla hierva y la quitamos del fuego. Cuando la mezcla esté más o menos templada, mezclamos con la mano la levadura hasta que se disuelva. A continuación echamos toda la harina de un golpe y mezclamos con las manos muy bien. Luego añadimos los huevos uno por uno mezclando bien con la masa cada vez. Después hay que añadir la mantequilla cucharada por cucharada y seguir mezclando.Tapamos la masa con un trapo limpio y dejamos que se duplique de tamaño (serán aproximadamente unas 4 ó 5 horas) en un lugar donde hace calor (por ejemplo cerca de un radiador, cerca del horno (jamás dentro - se puede estropear si el calor es excesivo) cerca de una ventana donde entra sol, etc.) A continuación damos forma a la masa haciendo bollos. Dejamos los bollos que suban, durante 2 ó 3 horas aproximadamente, en las bandejas donde hemos colocado cada uno de ellos. Antes de meterlos en el horno hay que untar bien la superficie con una mezcla de yema de huevo y leche ideal (la proporción es una yema por cada cucharada de leche.) Horneamos a temperatura media (180 - 200º C) hasta que la superficie se ponga oscura y brillante. No necesitan mucho tiempo, pero depende del tamaño.Habría que evitar las bandejas de horno negras, porque se quema la base del bollo. Lo ideal es utilizar bandejas de aluminio.A la hora de dar forma a los bollos se podrían añadir más ingredientes como trozos de fruta escarchada o de orejones / ciruelas pasas, dátiles, mermelada, nutela o trozos de chocolate.