lunes, enero 22, 2007

Empanada de espinacas a la griega



Es uno de los platos típicos de Grecia que suelen estar presentes en casi todas las fiestas y reuniones. Plato típico de la madre para el hijo que vive lejos porque se puede transportar facilmente y "aguanta el viaje". Por eso la "spanakópita" trae a todos, creo, muchos recuerdos…
Se vende mucho en las panaderías en la Semana Santa cuando la gente ayuna y evita lácteos y carnes. A mí me encanta para acompañar cualquier plato de pescado, en especial sardinas al horno, pero además está muy rica para desayunar. Existen varias versiones tanto para la masa como para el relleno al que se suele añadir por ejemplo queso feta, pero creo que así, con el yogur, está más fresca y ligera aunque sobre todo depende de las ganas que tenga uno en ese momento. Para la masa se puede utilizar también pasta filo: en este caso hay que untar ligeramente cada hoja con aceite y utilizar 5-6 de base y otras 7-8 para tapar.
En esta ocasión hemos contado con la ayuda de Marianina que después de mucho esfuerzo, empeño y dedicación creo con la misma masa su propia empanadita de queso feta con pimienta rosa (no fue casualidad – es su color preferido.)


Para una empanada muy grande (bandeja de horno de 38cm de diámetro) se necesitan:


Para la masa: 4 tazas de harina de trigo
1 taza de agua templada
1/3 de taza de aceite de oliva
1/3 de taza de aguardiente (sin azucar y sin extracto de plantas o semillas en principio aunque sería unteresante probarlo en algún momento ¿no?)
1/3 de taza de zumo de naranja recién exprimido
1 buena pizca de sal


Amasar juntos todos los ingredientes y dejar que la masa descanse durante una hora aproximadamente.
Preparar el relleno con 1 kilo de espinacas, 1-2 puerros picados (dependiendo del tamaño), medio manojito de perejil y medio de eneldo. Rehogar todo junto en un poco de aceite de oliva (siempre) y salpimentar. Mientras tanto mezclar un cuarto de kilo de yogur natural con dos huevos y un poquito de sal. Dejar que la mezcla de verduras se enfríe y mezclar con el yogur.

Dividir la masa en dos, estirarla con el rodillo, untar la bandeja del horno con aceite (la bandeja tendría que ser como la de la pizza - muy poco profunda como se ve en la foto) y colocar la mitad de la masa estirada - dejar que los bordes caigan hacia fuera. Añadir el relleno y tapar con la otra hoja de masa. Cerrar bien los extremos doblándolos, pinchar la superficie de la empanada con un tenedor y hornear a 180 grados durante 1 hora aproximadamente o hasta que se dore ligeramente la superficie. Se puede degustar caliente o fría.