martes, octubre 24, 2006

Tomates secos en aceite de oliva






Mi madre me mandó una ristra de tomates secados al sol (de Atenas) que compró en un mercadillo ecológico. Para prepararlos, he seguido las instrucciones de la persona que los cultivó y secó y creo que el resultado merece mucho la pena. De momento los he utilizado para dar un sabor más intenso a un plato de carne con tomate, pero también se pueden tomar solos, como aperitivo, encima de una lonchita de pan. Seguro que dan también mucho carácter (y color) en una ensalada.
Se me ocurriría también rellenarlos (¿de queso fresco?) pero habría que experimentar primero un poquito…

Cómo preparar los tomates secos
Dejar los tomates en remojo (yo utilicé agua mineral para evitar que absorban quizás el olor a cloro del agua del grifo – aunque supongo que tampoco sería tan perceptible) durante 4 – 5 horas. Dejar los tomates escurrir otras tantas. Colocarlos en un recipiente, rellenar con aceite de oliva, añadir un diente de ajo y una hojitas de albahaca. Supongo que con el aceite como conservante se conservan mucho tiempo pero no lo puedo saber todavía.
Los aromas al abrir el bote son envolventes y el efecto visual es precioso. Merece la pena probarlo.

5 Comments:

Blogger Liberula said...

Hoy lo voy a probar, muchas gracias por la receta! llevaba mucho tiempo buscando una decente!

10:42  
Blogger Heleni said...

Gracias a ti Liberula. Espero que te salgan bien. A mí me duraron bastante tiempo en el aceite. No pongas mucho ajo porque tiene un sabor muy intenso.

11:48  
Blogger Ana Segura said...

Gracias por la receta, compré unos tomates cherry amarillos secos ecológicos y buscaba una receta. Mañana los preparo.
Un saludo.
Ana

04:03  
Blogger Heleni said...

¡Espero que te salgan bien! Es una receta muy sencilla, nos la recomendó el mismo señor que vendía los tomates en un mercadillo ecológico.

21:58  
Anonymous Anónimo said...

Hay muchas formas de preparar el tomate seco. Creo que con cualquiera que se utilice nos brindará un placer el saborearlos. Los he probado en Córdoba, Traslasierra, con pan negro casero y queso de cabra...hummm, un placer...Los he preparado yo y los di a probar con pan negro tostado y queso cremoso, otro placer. Encantaron. El gusto puede variar, pienso yo, por el tipo de condimentos que se utilicen.

22:56  

Publicar un comentario

<< Home