jueves, octubre 19, 2006

Tarta de piña



Esta tarta de mousse de piña es un postre muy ligero, ideal para terminar una cena con amigos. Es una receta que me pasó mi tía hace ya muchos años. Ella solía hacerla con cereza en vez de piña, pero yo encuentro el sabor de esta fruta tropical mucho más interesante. En todo caso, se trata de experimentar un poco y descubrir nuevos sabores. Aquí va la receta:

Para la base: - Una base de bizcocho genovesa hecho en casa - el que se vende preparado (por lo menos los que he probado hasta ahora) suele tener un sabor un poco rancio y creo que estropearía cualquier mousse por muy rica que fuera.
- Un vaso de zumo de piña preparado
Para la mousse: - 1 lata de leche evaporada (de marca Ideal en España) de 410 gr. Cuidado, no se trata de leche azucarada. Es simplemente una leche envasada en lata que contiene menos agua.
- 1 lata mediana de piña en su jugo
- Zumo de medio limón
- 1 sobre de gelatina con sabor a piña
- 1 taza de las de café de azúcar glas

En primer lugar hay que dejar la lata de la leche en el congelador durante una hora aproximadamente. Mientras tanto, rociamos el bizcocho con el zumo de piña. En cuanto la lata de leche esté muy fría batimos con las varillas el contenido hasta que se suba bastante. No se va a montar como la nata porque tiene menos cantidad de materia grasa, pero va a ganar mucho en volumen. Hervimos medio vaso del jugo de la piña en lata y disolvemos la gelatina dentro mientras todavía esté muy caliente. Vamos echando la mezcla de la gelatina en la leche poquito a poco y sin parar de batir. Añadimos el zumo de limón y el azúcar y mezclamos con la batidora. A continuación cortamos la piña en trocitos pequeños (la cantidad depende más bien de nuestro gusto) y la añadimos a la mezcla. Cubrimos el bizcocho con la mousse y dejamos la tarta en la nevera por lo menos 3 - 4 horas. Creo que siempre está mejor al día siguiente cuando ya se hayan "juntado" todos los ingredientes. Se podría cubrir con nata montada, pero hace tiempo que he dejado de hacerlo porque así resalta más el sabor de la piña.
Y una cosita más: No intentéis utilizar piña fresca (ni su zumo) porque la mousse no va a cuajar.

3 Comments:

Anonymous Manolito said...

Puedo jurar que es una de las mejores tartas que he probado. Además la piña me encanta. La decoración como siempre maravill-osa. besos

09:36  
Blogger Esther said...

Una pregunta, cuando dices que hay que dejar la lata de la leche en el congelador y después batir el contenido, ¿hay que añadir agua o algo? La leche evaporada es un polvo, ¿no?
Puedes aclararme esta duda.
Muchas gracias

17:45  
Blogger Heleni said...

Hola Esther,
La leche evaporada a la que me refiero es líquida. En realidad es un producto entre la nata y la leche, así que no tienes que añadir nada más. En Madrid la compro en El Corte Inglés y es de la marca Ideal. Si buscas en Google imágenes "leche evaporada Ideal" verás el envase. Espero haberte ayudado.
Un saludo

20:11  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home